METAS

El objetivo final del proyecto es crear una población reproductora de buitres negros en Bulgaria para restablecer los vínculos entre las poblaciones de la especie en los Balcanes (Grecia) y Crimea y las de los Alpes y la Península Ibérica, ayudando a crear una población paneuropea sostenible.